Enfrentar al Madrid en su Tierra parte 11

En la parte ofensiva el equipo solo tiene tres jugadas, todas de manera individual: la magia de Neymar, la zancada e intimidación de Mbappé y el pase de Verratti al espacio a alguno de los dos. Colectivamente el equipo me dejó una imagen muy mala. Ahora bien, las tres jugadas son “simples” pero qué peligro tienen las tres. 

En la zona defensiva constantes regalos para el rival. Los extremos solo replegaban cuando el Madrid ya llevaba un rato con la posesión del balón en el campo del PSG, sino tardaban en llegar mucho y los pobres laterales tenían que arreglárselas para no ser desbordados una y otra vez. Por un momento pensé en lo que podría haber hecho Sané y el City contra este rival. 
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Sobre Émery. Para mí acertó en lo de Cavani/Meunier. Dani hizo una grandísima segunda parte. Allegri se dio cuenta que este último DA marca diferencia como interior y sin responsabilidad defensiva. Es un jugador enorme. Ahora bien, Zidane vio lo que pasaba con el PSG y sus extremos (Alves en la segunda parte) y pegó a Asensio para dar amplitud y hacer el 2vs1. AQUÍ está el fallo de Unai. El no reaccionar a la reacción de Zidane. Perdió el partido en esta acción. El equipo pedía el cambio de Di María por Alves. 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Lo que yo culpo a Emery es en la imagen colectiva del equipo. Mbappé y Neymar, sobre todo Neymar, son dos jugadores que no necesitan grandes ayudas y mecanismos para sembrar pánico. De ahí que marcasen diferencias a pesar de que su equipo les dio muy, muy poco.
Llegó el gol de Rabiot en la primera escapada de especial K, y el Madrid es cierto que no se arrugo. La fase central fue un Madrid desordenado incapaz de desordenar y un PSG ordenado esperando que le cayera (del cielo) el balón a alguno de sus jugadores determinantes. 
El cambio de Menieur de Emery en el minuto 66 mejoró al PSG. Le otorgó 12 minutos en la fase caliente de un partido en los que literalmente aplastó al Madrid contra las cuerdas. Tres ocasiones de gol claras y una sensación de que el Real Madrid estaba esperando el estoque de descabello. Alves le dio superioridad en el centro del campo y el Real Madrid fue incapaz de recuperar, salir o respirar. Los cambios de Zidane llegaron MUY tarde. Fue MUY lento en reaccionar. La reacción fue la de siempre cuando las cosas van mal. Con lo que no reconozco la inteligisima lectura del partido de Zidane. Juzgar los cambios por el resultado es una cábala. El acierto de Zidane fue quitar a Casemiro que por otro lado está haciendo una temporada muy lejos de la del año pasado. El error de Emery tras el cambio de esquema de Zidane a su reflejo fue no quitar a Lo Celso por Di Maria. 

El 4-4-2 dio orden, tranquilidad y sentido al Real Madrid. Y eso, contra un PSG que siendo un equipo de Emery es todo lo contrario a lo común fue suficiente. 3-1. En un mal partido de dos equipos muy lejos de lo que deberían ser. Lo mejor fue el resultado, en lo que fue, en mi opinión un partido desastroso del Real Madrid que pudo terminar como el rosario de la aurora. 
Creo que era Bielsa quien decia que juzgar un partido por el resultado en lugar de por el juego es un error. Sin juego, los resultados siempre serán peores a la larga.