Madrid/Juve 2

Luka Modric (hasta la lesión), Toni Kroos, Isco Alarcón y, sobre todo, Cristiano Ronaldo. Esos fueron los 4 hombres que mantuvieron a flote un partido que podría haberse puesto mucho peor. Tremendo lo suyo. Liderazgo, calidad, inteligencia… Impresionante. Kroos se asociaba con todo el mundo para unir un sistema roto, Modric giraba y giraba para compensar al inferioridad táctica hasta que apareciera el hueco, Isco conducía y driblaba juventinos hasta que la pérdida ya no fuera ni una opción, y Cristiano se movía por todas partes, ganaba duelos y generaba ventajas con una autosuficiencia que te la cuentan a finales de 2015 (es decir, hace casi 3 años) y no te la crees.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Tras un comienzo que no se puede desligar de lo sucedido en Roma, el 0-1 generó mucha inseguridad en muchos jugadores. Vallejo, inexperto, tuvo momentos dubitativos. Carvajal estaba muy precipitado sin balón, como en la ida: no paraba de moverse, pero siempre llegaba tarde. Y Marcelo lo estaba con balón. Lo estuvo durante todo el partido, de hecho, pero es tan bueno que aún así fue capaz de generar ventajas en la segunda parte.
Casemiro, también como en la ida, sufría con balón ante la presión juventina, y no era capaz de aportar prácticamente nada sin él. Varane no podía hacer mucho ante ese panorama. Bale estaba muy por debajo de lo que es (de lo que debería ser) Gareth Bale. Solo 4 jugadores estaban en pie. Y el Madrid es un equipo de jugadores ahora mismo. No hay sistema, no hay soporte para que los nombres bajen el pistón. Todos los defectos del rombo con la CMKI se estaban evidenciando, como en la primera parte de Cardiff, como en la vuelta contra el Bayern, como en Turín hasta la chilena, como en la primera parte ante el PSG. Y faltaba el nivel y la jerarquía de Ramos, y Bale no ayudaba a Cristiano e Isco, como sí hizo Karim en Turín. Y Douglas Costa estaba eléctrico como en aquella pretemporada en la que deslumbró al mundo. Y Mandzukic estaba suponiendo una ventaja irresoluble contra Carvajal.

Pero la cogieron Kroos, Modric, Isco y Cristiano. Y se adueñaron de la escena, tiraron de sus compañeros y pusieron el tapón a al bañera. Y, desde el 0-2, solo un error gravísimo de Keylor cambió el guión. Superior el Madrid, si quitamos el inicio de partido.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Muy bien Zidane con los cambios. Benzema debía estar tocado, así que no tuvo opción de ayudar más a crear el gol por dentro. Pero Casemiro estaba restando mucho en salida ante la presión, y hay que ser valiente para cambiarle al descanso. Lo hizo. Mucho más acertado Zidane en los cambios en Champions que en Liga. Parece aún un jugador al que le ilumina la grandeza en esas noches.

Y, bueno, lo de coger un penalti en el último minuto de una eliminatoria tras aguantar todo el barullo durante 5 minutos y ponerlo en la escuadra a máxima velocidad es también algo de lo que disfruta el Real Madrid y que genera muchas bromas (Penaldo, etc), pero que ciertamente es un factor tremendo.